Fractura orbitaria “Blow out” y la posverdad

Fractura orbitaria “Blow out” y la posverdad

En estos últimos tiempos tan convulsos que estamos viviendo en España se han producido diferentes manifestaciones, unas pacíficas y otras no tanto. Hablo de todo lo ocurrido en estos días en Cataluña. En muchas manifestaciones la policía utiliza pelotas de goma o porras como elemento disuasorio. Creo recordad la noticia de una persona herida en un ojo. No tengo información de cual fue el mecanismo de esta lesión en particular , o si tuvo algún tipo de fractura.

La fractura orbitaria más frecuente que se produce cuando se recibe un golpe directo en el ojo es la llamada fractura “blow out” o por estallido que es aquella en la que se afecta únicamente la pared interna de la órbita, dejando intactos los huesos palpables en el exterior.

 

La típica fractura del suelo orbitario (fractura “Blow-out” o por estallido) es consecuencia de un rápido aumento de la presión hidraúlica intraorbitaria, generalmente producida por el impacto de un objeto romo contra el ojo, caso de una pelota o un puño, esto empuja el globo ocular hacia adentro, produciendo una presión que se transmite hacia abajo y medialmente fracturando una de las zonas más débiles de la órbita: el suelo. Como si fuera un mecanismo de defensa para preservar el globo ocular.

Hoy por hoy, nos encontramos con el gran auge de las redes sociales, lo que nos da muchas cosas positivas. Ahora bien, la posverdad (neologismo que describe la situación en la cual, a la hora de crear y modelar la opinión pública, los hechos objetivos tienen menos influencia que las emociones o  las creencias personales) encuentra en las redes sociales su hábitat natural. En la curiosa foto de cabecera podemos ver  a unos policías golpeando a un manifestante, sin embargo en esa misma foto se observa a unos policías protegiendo a un niño. Estamos hartos de ver como personas u organizaciones utilizan una parte de la foto o la otra para hablar de ese hecho según convenga. Tal vez en la época actual una imagen no valga más de mil palabras. En el caso de utilizarse tantas pelotas de goma u otro tipo de objetos como en algunas informaciones se han dado, tal vez, ¿no hubiera sido esperable mayor número de lesiones oculares? ¿Cúal fue el número real de heridos? ¿Hubo tanta violencia? Creo que son preguntas que nunca llegaremos a contestar. Creo que la verdad es un concepto cada vez mas difuminado.

 

 

 

 

 

 

 

No Comments

Post a Comment