Rinoplastia

Rinoplastia

La cirugía de cambio de la nariz (rinoplastia) es sin duda el procedimiento quirúrgico mas frecuente realizado en cirugía estética facial, al mismo tiempo es una de las intervenciones mas complejas desde el punto de vista técnico. La rinoplastia está indicada para las personas cuya morfología nasal les haga perder confianza en sí mismas, habiéndose convertido finalmente en un obstáculo en las relaciones interpersonales, o para aquellas personas que tengan algún tipo de traumatismo o problema respiratorio derivado de dicha morfología nasal. El cirujano maxilofacial asesorará al paciente sobre los diversos aspectos morfológicos indicados para que quede en perfecta concordancia con el rostro, y mejorar siempre dentro de unas dimensiones armoniosas.

Rinoplastia, ¿Qué es?

Mediante cirugía se realiza un modelada de la nariz, interviniendo tanto en la arquitectura ósea y de los cartílagos para de esta forma adecuarles a una forma más equilibrada y armónica . En algunos casos es combinada con la corrección de tabiques nasales (septoplastia) mejorando la función respiratoria nasal.

Técnica quirúrgica

La cirugía se realiza en un quirófano, con anestesia general o con anestesia local más sedación. Una intervención de rinoplastia suele durar entre 1 y 2 horas. En la mayoría de las intervenciones, la incisión se realiza por dentro de las fosas nasales (rinoplastia cerrada). La rinoplastia abierta tan solo será necesaria en casos excepcionales.

Postoperatorio

El paciente saldrá del quirófano con una férula nasal y un taponamiento que durará entre 48 y 72 horas. En la mayoría de los casos no requiere ingreso hospitalario. Se tratará con la medicación postoperatoria adecuada, para paliar el posible dolor, molestias, hinchazón. El taponamiento será retirado una semana después. La reincorporación a su trabajo es relativamente rápida y se suele producir unas dos semanas después de la cirugía.