Falta de hueso. Regeneración ósea

Falta de hueso. Regeneración ósea

Cuando se pierden los dientes, el hueso va desapareciendo poco a poco. A veces el hueso existente es insuficiente para sujetar un implante, por lo que se hace necesario realizar técnicas de regeneración ósea. En algunos casos, las técnicas de regeneración ósea y la colocación de implantes pueden realizarse de forma simultánea. Habitualmente estas técnicas son realizadas mediante anestesia local, aunque si la falta de hueso es mayor a veces es necesario recurrir a la anestesia general con una mínima hospitalización y una rápida recuperación.
Las soluciones antiguas a la pérdida de dientes (puentes, aparatos removibles..) tienen el inconveniente de que no interrumpen la pérdida de hueso asociada a la pérdida del diente y además tienen que ir apoyados en dientes vecinos que acaban sufriendo un exceso de carga. La colocación temprana de implantes dentales detiene el proceso de reabsorción ósea.